La proporción áurea en el cine de Stanley kubrick. En Barry Lyndon, Kubrick realizó 3 horas de fotogramas que cada uno de ellos, por si solo, podría ser una obra de arte colgada de cualquier museo.

El rodaje de Barry Lyndon , como con la mayoría de las películas de Stanley Kubrick, fue lento. Algunas tomas individuales requirieron más de 100 intentos. Sin embargo, el elenco sabía que eran parte de algo importante.

La proporción general elegida para el film es 1.66: 1, una medida que no es usual en Inglaterra y EEUU pero está más cercana a la proporción áurea (1.6180: 1) y es más utilizada en la pintura. Con simetría “kubrickiana” y alejamientos lentos, cada toma de esta película no solo tiene una composición hermosa y detalles intrincados, sino que todos sirven para la historia. Dieron vida de esta forma a la vanidad, la estupidez y la brutalidad que burbujean bajo la superficie elegante de la sociedad del siglo XVIII.

El número áureo (también llamado número de oro, razón extrema y media, razón áurea, razón dorada, media áurea, proporción áurea y divina pproporció) es un número irracional, representado por la letra griega φ (phi) (en minúscula) o Φ (Phi) (en mayúscula) en honor al escultor griego Fidias.

Se trata de un número algebraico irracional (su representación decimal es infinita y no tiene periodo) que posee muchas propiedades interesantes y que fue descubierto en la Antigüedad, no como una expresión aritmética, sino como relación o proporción entre dos segmentos de una recta, es decir, una construcción geométrica. Esta proporción se encuentra tanto en algunas figuras geométricas como en la naturaleza: en las nervaduras de las hojas de algunos árboles, en el grosor de las ramas, en el caparazón de un caracol, en los flósculos de los girasoles, etc. Una de sus propiedades aritméticas más curiosas es que su cuadrado (Φ2 = 2.61803398874988…) y su recíproco (1/Φ = 0.61803398874988…) tienen las mismas infinitas cifras decimales.

(0)

En el siglo IX el Papa ordeno que colocaran un gallo en los campanarios de las iglesias para simbolizar el hecho de que San Pedro negara tres veces a Jesús antes del canto del gallo, según se nos dice en el Evangelio de San Marcos.

Como los campanarios de las iglesias ya estaban adornados con veletas para medir la dirección del viento, adicionaron el gallo a éstas, estableciendo así la costumbre.

Esta difundida leyenda que atesoramos los habitantes de Quito se refiere a don Ramón Ayala y Sandoval, quien era un hombre adinerado, muy bohemio y dedicado a la buena vida; además, mantenía indiscutible afición por la vihuela (guitarra), mistela (licor) y la graciosa «chola» Mariana, que le robaba más de un suspiro.

Asimismo, el personaje se vanagloriaba de sus 40 años de soltería, de su hacienda y de su apellido. Don Ramón desarrollaba su vida con un horario estricto: se levantaba a las 06h00 para luego ponerse el poncho de bayeta y comenzar a desayunar lomo asado, papas, un par de huevos fritos, una taza de chocolate, pan de huevo y el tentador queso de Cayambe.

Después de comer abundantemente, don Ramón pasaba a la biblioteca y disfrutaba de los recuerdos de sus antepasados.

Tras gozar de una hora de siesta, se daba un masaje con agua olorosa y a las 15h00 salía a la calle derrochando elegancia. Se detenía justo en el petril de la catedral, y allí tenía siempre su primer encuentro con el popular gallito.

Con un gesto desafiante le decía: ¡Qué gallito, qué disparate de gallito! Ramón amaba a la “chola” Mariana, propietaria de un local de venta de licores, pero cuando la gente iba a escuchar misa se espantaba al pasar por dicho establecimiento, pues Ramón, ya pasado de tragos, comenzaba a lanzar carajazos a todo el mundo.

¡El que se crea tan hombre, que se pare enfrente! ¡Para mí no hay gallitos que valgan, ni el de la catedral!, repetía una y mil veces. Cierta noche, alrededor de las 20h00, pasaba ebrio por el pretil de la catedral y trató de desafiar al gallo. Cuando alzó su mirada y se disponía a gritarle, el gallo alzó su pata y rasgó con la espuela su pierna y Ramón cayó al piso.

Luego, el ave levantó el pico y le sentó un feroz golpe en la cabeza. Horrorizado por lo que le estaba sucediendo, comenzó a pedir perdón y clemencia al animal, que le preguntó si jamás volvería a beber e injuriar a las personas. El aristócrata prometió enmendar su vida y no cometer nuevamente tales abusos.

Don Ramón, el noble, cambió por completo. Se volvió respetuoso con la gente y dejó de tomar las mistelas. Más un día se encontró con un antiguo amigo, quien le dijo que estaban orgullosos de él y que habían preparado un agasajo. Al llegar, se halló con una tentadora mistela y no pudo aguantarse. Terminó nuevamente en el local de la “chola” Mariana.

(0)

Francia, 1944

El soldado del ejército estadounidense James E. Boyle conduce a soldados británicos por las vías de un ferrocarril, Francia, 6 de agosto de 1944. Se desconoce la ubicación exacta.La campaña de bombardeos aliados contra el sistema ferroviario de los territorios ocupados había provocado, como estaba previsto, una escasez crónica de locomotoras. Después del Día D, a medida que los ejércitos aliados avanzaban más hacia el territorio enemigo, la necesidad de trasladar rápidamente los suministros al frente se volvió imperativa. Fue entonces cuando el éxito de la campaña de bombardeos aliados se volvió en su contra, ya que no había suficientes locomotoras disponibles para ejecutar diversas actividades.Afortunadamente, alguien notó que la vía de las ruedas del Jeep estadounidense estaba muy cerca del ancho de vía de los ferrocarriles y, con algunas adaptaciones, los ingenieros británicos lograron colocar ruedas de ferrocarril en un Jeep y usarlo para mover cargas utilizando las vías férreas disponibles.Algunos Jeeps se convirtieron de forma permanente para operar sobre rieles, pero en la mayoría de los casos, las ruedas del riel se podían quitar y reemplazar por ruedas de carretera según fuera necesario. El jeep ferroviario sirvió a la causa aliada desde los campos de Francia hasta las selvas de Birmania hasta el final de la guerra. Y todavía estaba siendo utilizado por los franceses hasta la guerra de Argelia.

(0)

Este hombre, llamado Bahij, entra a un banco de Nueva York y pregunta por un préstamo. Le atiende un agente del banco y le pide más detalles. El hombre le comenta que tiene poco tiempo viviendo en NY, y que debe ir a Filipinas durante dos semanas por negocios, de manera que necesita 5 mil dólares y que los devolvería al regresar. El agente le responde que necesitan algún tipo de aval para realizar el prestamo.Bahij, hombre de negocios, pone encima de la mesa las llaves de un flamante Roll Royce que está aparcado justo delante del banco. Sacan una copia de los papeles del mismo, hacen una rápida inspección técnica, y aceptan como aval el Roll Royce del cliente.El hombre sale con el dinero y un empleado del banco coge las llaves del coche y lo guarda en el parking. Todos en el banco se echan una risa a costa de Bahij, que deja como aval un Roll Royce de $350 mil por un préstamo de 5,000.A las dos semanas, el hombre de negocios vuelve al banco, devuelve los 5 mil dólares más los intereses, que ascienden a 15,41 dólares. El agente le devuelve las llaves del coche y no puede resistirse a hacerle una pregunta: Señor Bahij, estamos contentos de haber cerrado esta operación con usted, pero aquí en el banco estamos todos un poco desconcertados. Miramos su cuenta corriente y vimos que usted es millonario, ¿Por qué nos pide un préstamo con la cantidad de dinero que tiene?Bahij le mira y le responde: “Le dije que tengo poco tiempo aquí. ¿Sabe usted de algún sitio que me cobren 15,41 dólares por guardar un Roll Royce durante dos semanas con la garantía de que cuando lo retire lo tendré intacto?”

(0)

Hace 192 años, Manuela Sáenz salvaba de la muerte a Simón Bolívar y saltaba a la historia como heroína de la Independencia latinoamericana.⠀El 25 de septiembre de 1828, Manuela Sáenz, amante y confidente de Simón Bolívar, entretenía con lamentos y ruegos a un grupo de sicarios, en una maniobra premeditada para que, mientras tanto, el Libertador escapara de la muerte por una ventana. ⠀Todo ocurrió en el contexto de un complot perpetrado por los adversarios del presidente vitalicio de la Gran Colombia, Bolívar, cuando un grupo que obedecía al general Francisco de Paula Santander llegó hasta el Palacio de Gobierno, en Bogotá, durante la medianoche.⠀El presidente, que se hallaba postrado por una fiebre elevada, sintió la llegada de los complotados y pretendió tomar su espada. De inmediato supo que, en esas condiciones, jamás podría defenderse.⠀Gracias al ingenio de Manuelita, la conspiración fracasó.

(0)

▪︎ LA MONTAÑA DE PARAMOUNT QUEDA EN PERÚ Esta es uno de los picos que forma la Cordillera Blanca, con 6025 m.s.n.m, se ubicada entre las quebradas Macizo de Santa cruz al norte y Parón al Sur, en el departamento de Ancash, Perú.Hubo una primera versión del logo de Paramount, fue la montaña de Ben Lomond en Utah. Pasando los años los directivos estaban en búsqueda de estilizar el logo y así encontrar la perfección de sus trazos. Sin embargo con el pasar de los años, la busca de perfección en el logo hizo que utilizaran otro modelo de montaña. Así fue como llegaron a registrar el Artesonraju, en Ancash, Perú; convirtiéndolo en su logo oficial desde el 31 de diciembre de 1953 hasta la actualidad.

(0)

Un gerente llevó globos a su trabajo, y le regaló uno a cada empleado. Después, ordenó que anotaran sus nombres en su globo, los dejaran en el suelo, y abandonaran la sucursal. Una vez que estuvieran fuera de la tienda, les dijo: «Tienen 5 minutos para que cada uno encuentre el globo que lleva su nombre». Los empleados entraron y buscaron, pero se terminaron los 5 minutos, y nadie pudo encontrar el suyo. Luego, el supervisor les dijo: «Ahora tomen cualquier globo, y entréguenselo al dueño del nombre que lleva anotado». En apenas un par de minutos, todos los empleados ya tenían el suyo en la mano. Finalmente, dijo el gerente: «Equipo, los globos son como los negocios.

Nadie va a encontrar el éxito rápido buscando su bienestar solamente. En cambio, si cada uno se preocupa por el éxito de su compañero y de su equipo, su negocio alcanzará el éxito antes de lo que se imaginan».

(0)