El Roll Royce

Este hombre, llamado Bahij, entra a un banco de Nueva York y pregunta por un préstamo. Le atiende un agente del banco y le pide más detalles. El hombre le comenta que tiene poco tiempo viviendo en NY, y que debe ir a Filipinas durante dos semanas por negocios, de manera que necesita 5 mil dólares y que los devolvería al regresar. El agente le responde que necesitan algún tipo de aval para realizar el prestamo.Bahij, hombre de negocios, pone encima de la mesa las llaves de un flamante Roll Royce que está aparcado justo delante del banco. Sacan una copia de los papeles del mismo, hacen una rápida inspección técnica, y aceptan como aval el Roll Royce del cliente.El hombre sale con el dinero y un empleado del banco coge las llaves del coche y lo guarda en el parking. Todos en el banco se echan una risa a costa de Bahij, que deja como aval un Roll Royce de $350 mil por un préstamo de 5,000.A las dos semanas, el hombre de negocios vuelve al banco, devuelve los 5 mil dólares más los intereses, que ascienden a 15,41 dólares. El agente le devuelve las llaves del coche y no puede resistirse a hacerle una pregunta: Señor Bahij, estamos contentos de haber cerrado esta operación con usted, pero aquí en el banco estamos todos un poco desconcertados. Miramos su cuenta corriente y vimos que usted es millonario, ¿Por qué nos pide un préstamo con la cantidad de dinero que tiene?Bahij le mira y le responde: “Le dije que tengo poco tiempo aquí. ¿Sabe usted de algún sitio que me cobren 15,41 dólares por guardar un Roll Royce durante dos semanas con la garantía de que cuando lo retire lo tendré intacto?”

Views: (82)